Retinopatía Diabética

 

Retinopatía Diabética Definición

Retinopatía Diabética incidencia

Retinopatía Diabética Signos

Retinopatía Diabética Diagnóstico

Retinopatía Diabética Tratamiento


Retinopatía Diabética Definición

La diabetes es una enfermedad en la que el organismo es incapaz de utilizar el azúcar que ingerimos. Normalmente el cuerpo fabrica una hormona llamada insulina que sirve para que las células del cuerpo puedan absorber y utilizar el azúcar. Si esta hormona no se produce o no funciona adecuadamente sobreviene la diabetes. Esta enfermedad se caracteriza por presentar altos niveles de azúcar en la sangre, en ocasiones asociada a sed excesiva, hambre y aumento de la formación de orina. Con el paso de los años, las altas concentraciones de azúcar en la sangre causan daño a los vasos sanguíneos de todo el cuerpo, incluyendo a los de la retina. A esto último se le conoce como retinopatía diabética. Los ojos además pueden sufrir otros cambios por la diabetes como catarata, glaucoma y visión borrosa. 


Retinopatía Diabética incidencia

Se calcula que aproximadamente el 8% de la  población mexicana tiene diabetes. La retinopatía diabética se presenta en personas que han tenido diabetes por varios años. Cerca del 60% de los pacientes con diabetes por más de 15 años presentan algún grado de retinopatía diabética. Ésta aparece más pronto y en ocasiones con mayor severidad en pacientes que desarrollan la diabetes desde la infancia o juventud.


Retinopatía Diabética Signos

La retinopatía diabética es una enfermedad silenciosa, por lo que su detección en etapas tempranas (retinopatía no proliferativa), sólo se puede realizar con un examen de fondo de ojo realizado por un médico oftalmólogo.  Los síntomas se presentan generalmente en estadios avanzados de la enfermedad (retinopatía proliferativa). En esta etapa se empiezan a formar pequeños vasos sanguíneos para tratar de sustituir a los que se han dañado. Al ser vasos nuevos y anormales su ruptura es frecuente, llevando a sangrados dentro del ojo y formación de tejido fibroso que puede jalar a la retina y desprenderla.  Algunos de los síntomas que pueden presentar los pacientes con retinopatía diabética pueden ser visión borrosa, disminuída o distorsionada, así como ver ”manchas” que se mueven en el campo visual.


Retinopatía Diabética Diagnóstico

La mejor forma de vigilar la progresión de la retinopatía diabética con un examen ocular completo realizado por un médico oftalmólogo. Éste podrá diagnosticar la retinopatía diabética, revisarla con cierta regularidad y dar tratamiento en caso de que se requiera. En ocasiones se requieren estudios accesorios para el correcto manejo. El más común es la fluoroangiografía de retina. Este consiste en la inyección en la vena de un colorante vegetal que “pinta” los vasos sanguíneos de la retina al tiempo que el médico toma fotografías a través de una cámara especial. Con esto se puede descubrir cuáles son los vasos dañados y las áreas de retina afectadas y sirve al oftalmólogo como mapa para planear adecuadamente el tratamiento. Otro estudio es el OCT (tomografía de coherencia óptica) que se solicita cuando se sospecha inflamación de la región central de la visión, también conocida como macula (edema macular). 

 

Retinopatía Diabética Tratamiento


A) El mejor tratamiento es el adecuado control de los niveles de azúcar, con el uso de los medicamentos y la dieta prescritos, así como la revisión regular por el oftalmólogo.


B) En ocasiones, cuando hay liquido que sale de los vasos enfermos (fuga) la visión disminuye. Estas fugas se puede cerrar mediante la fotocoagulación. Éste es un tratamiento realizado con láser para cerrar los pequeños vasos que presentan esta fuga.  En estadios avanzados (retinopatía diabética proliferativa ) el tratamiento de elección es la fotocoagulación pan-retiniana. Esto se refiere a la colocación de múltiples pequeñas aplicaciones de láser en la retina para tratar de detener la aparición y el crecimiento de los vasos nuevos anormales y evitar los sangrados. Con esto puede llegarse a detener la progresión de la enfermedad aún cuando, es normal, que después del tratamiento, que el paciente sienta una leve disminución en su visión de noche y una ligera molestia a la luz.  No todos los pacientes con retinopatía diabética son susceptibles de tratamiento con láser. En tiempos recientes, el tratamiento con medicamentos intraoculares dirigidos en contra de la formación de nuevos vasos como son el bevacizumab (Avastin®) o el Ranibizumab (Lucentis®) puede ser una opción más. 


C) Cuando la retinopatía diabética ha llegado a grados más avanzados, como cuando ya existe una hemorragia en el vítreo o un desprendimiento de retina, es necesario realizar una vitrectomía.  Ésta consiste en remover el humor vítreo que se encuentra impregnado de sangre y en ocasiones retirar el tejido formado por los vasos nuevos que han jalado a la retina fuera de su lugar original. Con esto se trata de mejorar la visión y estabilizar el daño causado por la diabetes.
Pronóstico: La pérdida de visión por diabetes se puede evitar. Todo depende de un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado y oportuno.

 

Centro Oftalmológico Integral Palmas

José Dalma Weiszhauz

retinopatia diabetica
Retinopatía Diabética con edema macular

retinopatia-diabetica-fotocoagulada
Retinopatía Diabética Fotocoagulada

Retinopatia Diabetica ProliferativaRetinopatía Diabética Proliferativa